sábado, 16 de marzo de 2013

Mensajes del agua




Palabras bonitas, música, pensamientos positivos,… Todo ello tratado como fuerzas naturales, vibraciones que modifican el agua, convirtiéndola en estructuras armoniosas acordes con las estructuras propias de la naturaleza.
Sin duda despierta mi escepticismo; ¿Hasta qué punto tiene validez? ¿Cómo fueron realizados los experimentos? ¿Mantuvieron las condiciones necesarias para ser considerados científicamente fiables? ¿Eliminaron posibles variables extrañas? Así podría seguir durante un largo etcétera, pero sin duda, alejándome de todo ello, solo se me viene una idea a la cabeza: somos un 70-80% agua, y necesitamos de palabras bonitas, pensamientos positivos, música, e incluso caricias y abrazos (Que, al fin y al cabo, son vibraciones positivas) para sentirnos bien; no creo que un 70-80% de nuestro cuerpo no tenga nada que ver con todo ello, por lo cual cobra sentido para mí.
¿Quiere decir ello que cuando pensamos en positivo los cristales del agua de nuestro cuerpo también se modifican? ¿Quiere decir esto que, ya no solo la composición, sino también la estructura que cobra el agua en nuestro cuerpo afecta a nuestra energía interna o, en otras palabras, al funcionamiento de nuestra mente y organismo? No me extrañaría para nada, la verdad.
Si miramos a nuestro alrededor, en la naturaleza, todo tiene una estructura o patrón que se repite; muchos matemáticos han encontrado fórmulas que describen dichas formas como seguidoras de una regla perfecta.
Si todo en la naturaleza posee estructura, si nosotros los humanos tratamos de imitar dicha estructura natural de forma imperfecta como nosotros mismos somos [Como ya dijo Platón al hablar de los dos mundos; el de las ideas (o natural) y el sensible (o humano)], ¿Cómo el agua, denominada el bien más preciado para la vida, no iba a tener una formación acorde con la naturaleza? ¿Cómo dicha formación hexagonal no iba a tener relación con una mejor formación de la misma y, por tanto, una repercusión directa hacia la salud y el bienestar de quienes la beben?
Simplificándolo aun más, ¿A dónde vamos cuando queremos desconectar? ¿Cuál es el tópico que ya usaron los literatos como su lugar de retiro y paz espiritual? La naturaleza es, por excelencia, la fuente de paz, armonía y bienestar de cualquier ser vivo; somos parte de ella, nacimos y evolucionamos de y en ella.
No podría tener más sentido que el agua, la fuente de vida de la naturaleza, fuera una pieza clave y tuviera el poder de sanar y ser capaz de percibir todo lo que se le transmite, además de poder adaptarse a las condiciones en las que se encuentra (Ya sea en un recipiente o siendo expuesta a vibraciones positivas y negativas).



~~Trovador de Sueños~~

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Apoyo la libertad de expresión, y me encanta que comenteis, pero si es una crítica, que sea constructiva. Gracias por dejarme escuchar tu voz.