lunes, 12 de marzo de 2012

Abominación


Una mano cadavérica rompe la pesada losa que es mi calma ante dos frases mal socorridas, y desentierra al demonio de su tumba de grava y odio. Aquel que desfallece entre tinieblas pero que, a la luz de tus placeres, toma irrefrenable posesión de mis razones y, en un huracán de hipocresía, lucha con mis labios por no desgarrarte en mil pedazos con celosos e impronunciables improperios... Cubiertos de las coléricas llamas del averno de mis instintos.

¡Ampárame, caótico destino! ¡Soy el negro llanto de la tormenta! ¡Truenos me calcinan, vientos me dominan, lluvia me golpea! ¡Soy la cuna de una desesperación que solo grita y patalea! ¿Tendrá hambre? ¿Hambre de amor?... Hambre de... ¡HAMBRE DE GUERRA!

Reniego de mis sentidos, mis ojos se tornan funestos, extiendo mis raídas alas y al compás alzo el vuelo. Torpe y grotesco, sonrío al riesgo, abrazo la locura, violo al exceso. Gritos espectrales, agujeros negros, ávidos de mis latidos, de mis recuerdos.

" -Ven, no luches más... La gente te utiliza, él te utiliza... No te entiende... Nosotros si lo hacemos... Te dejará de doler... Estas destinado al olvidar...- "

Cuando vuelvo del delirio, y la bestia abandona mi cuerpo... Siempre maldigo tu bondad, y tus buenos gestos... Siempre culpo a tus placeres por quererme muerto... Siempre castigo tus labios, tu candor, tu amor... Por no tenerlos.
~~Trovador de Sueños~~


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Apoyo la libertad de expresión, y me encanta que comenteis, pero si es una crítica, que sea constructiva. Gracias por dejarme escuchar tu voz.