miércoles, 16 de octubre de 2013

Moras negras

Hoy, entre clase y clase, mientras charlaba con mi grupo de clase, no he podido evitar fijarme en un sonido que hacía tiempo que no escuchaba: una compañera escribía con su teléfono, completamente enfrascada en él,  a unas velocidades vertiginosas. 
"¿Que tiene eso de especial?" Os preguntareis. En la actualidad nada, claro está; vivimos gran parte de nuestro tiempo de ocio y trabajo en un plano virtual, muy relacionado con la realidad de nuestro día a día (por desgracia, en mi opinión) y vemos cientos de personas que, de forma habitual, viven conectadas a sus teléfonos móviles (por no decir "ordenadores capaces de llamar") como si de una extremidad más se tratasen. Lo que realmente me llamó la atención es de que el dispositivo fuera una "Blackberry", marca y modelos de la misma que han caído en desuso frente a las pantallas táctiles de los nuevos "smartphones" y su mejorado sistema operativo.

Que curioso... Hay que ver lo genialmente metafórico y visionario del nombre... "Mora negra"...
Según la compañía de marcas Lexicon Branding, el término fue acuñado debido al parecido que guardan las teclas del aparato con las drupas de una mora aunque, sinceramente, creo que hay un origen oculto del mismo que guarda relación con otro tipo de funcionalidad bastante más interesante a tener en cuenta: 

Tiempo atrás, en EEUU, para evitar que los nuevos esclavos escaparan de los campos de algodón, sus amos les ataban una bola negra de hierro de forma irregular al pie con la ayuda de una cadena y un grillete. Estos la llamaban, cariñosamente, "Mora negra" o "Black berry" debido a su parecido con la conocida fruta.

¡Y es que no puede ser más cierto! ¡Se supone que la tecnología ha de estar a nuestro servicio, no hacernos dependientes de ella! No se si queda tan lejos la cinematográfica idea de que los robots se hagan con el control del planeta... ¿Acaso no lo han hecho ya?





~~TROVADOR DE SUEÑOS~~

4 comentarios:

  1. El objetivo inicial puede ser que la tecnología se ponga al servicio del hombre, luego y de forma paralela, o incluso antes, hay alguno que ha pensado otra cosa. Es como la radiación, en principio iba a beneficiar a los hombres, luego mató a millones; lo móviles han conseguido esclavizar al hombre y depender de el, hay por ahí una encuesta que muestra que hasta la educación se está perdiendo gracias a las consultas que se hacen a los smartphons.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pescadilla que se muerde la cola, Emilio. Somos capaces de crear grandes cosas... Pero dicen que lo importante no es llegar, sino mantenerse, hacerte con el control y, dado que no solemos ser capaces de ello, los grandes empresarios se aprovechan de nosotros.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Es claro que al poner algo atractivo definitivamente nos vuelve adictivos y esto es en beneficio de las grandes empresas que no perderán la oportunidad de seguir aprovechando el agua de la fuente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos la mayor fuente de ingresos de este planeta, ya sea directa o indirectamente. Un saludo.

      Eliminar

Apoyo la libertad de expresión, y me encanta que comenteis, pero si es una crítica, que sea constructiva. Gracias por dejarme escuchar tu voz.