lunes, 10 de agosto de 2009

Un invierno demasiado frio



"...Hablábamos del dia de hoy, del tiempo, de tu amiga, de mi amigo, de todo un poco, salteado, mezclado, diverso, sencillo y sin tapujos.

Contando la cantidad de cáscaras de pipa que tirábamos, las palomas que salían volando al acercarnos, los segundos de rojo de un semáforo, las veces que tropezábamos, las que nos levantábamos, ... nos sentamos en un banco, estábamos ya cansados de andar.
En mis converse de dibujos parecían sonreir todos, no se porqué me fije. Te lo conté, y te reiste de incredulidad. "Bonito atardecer" pensé, sabía que estas navidades me dejarían ver muchos más.
Pasa un coche, dos... y me acuerdo de cuando nos conocimos.
El parque de la avenida, hará ya diez años. Recuerdas lo pecoso que era, te doy un codazo. Te vuelves a reir, y no puedo evitar hacerlo yo también.
Vamos al chino y compramos un refresco. Las pipas nos habían dado mucha sed.
Suena tu móvil, ya es muy tarde, y te tienes que ir. Un abrazo, y quedamos para mañana. Se me olvida la hora al poco de perderte de vista, tengo mala memoria para todo en general... bueno, ya te llamaría... no dudes que lo habría hecho...
Pago y salgo, voy a coger el bus pronto que siempre llego tarde a casa. Algo me detiene en seco, chirriante, me despierta de súbito, estaba cansado del paseo.
Otra vez, esta vez más seco, pesado, un choque, estoy seguro.

Un tercer sonido, un gran estruendo, y la curiosidad me arrastra hasta la nube de humo que se levanta dos calles más allá, girando la esquina... Tu esquina...

Llego sin aire, y sin aire caigo al suelo. Un coche en llamas, una farola tumbada, algo crece en el suelo, se extiende, es oscuro y líquido, que procede de un cuerpo que se encuentra de lado tirado en la carretera... Lleva tu misma cazadora...

Una mujer grita y los vecinos se asoman minutos más tarde. Una sinera, o dos, o incluso tres. No me gusta contar solo, no lo hice. Los gente corría escandalizada, al contrario que mi corazón, que parecia haberse congelado, guandando unos minutos de silencio. No me acerqué, fuí incapáz de hacerlo. Bajé la cabeza y una lágrima rodó por mi mejilla, mientras alguien me zarandeaba intentando despertarme. Una mirada furtiva fue a parar a mis pies.... Los dibujitos no se habían borrado... aunque ya no sonrreían..."





~~Master of Think~~

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Apoyo la libertad de expresión, y me encanta que comenteis, pero si es una crítica, que sea constructiva. Gracias por dejarme escuchar tu voz.